Los niños secuestrados por uno de sus padres reciben muy poca información sobre su situación.




Buenos días! quiero compartirles los resultados de un estudio de investigación a gran escala llevado a cabo por Child Focus, la Universidad de Amberes Bélgica, el Centro IKO, CFPE-Enfants Disparus, Missing Children Europe y la Autoridad central francesa sobre la efectos psicológicos de un secuestro parental internacional. 

Este estudio de investigación tiene como objetivo final formular recomendaciones y crear buenas prácticas para profesionales legales y otros que se ocupen de estos casos para evitar posibles traumas a los niños involucrados.

Los niños que son víctimas de un secuestro internacional por parte de uno de sus padres reciben muy poca información tanto de los padres como de las autoridades oficiales sobre lo que está sucediendo y cómo se maneja el caso más a fondo.

Esto es evidente a partir de un estudio realizado por Child Focus, la Universidad de Amberes y partners extranjeros. Los investigadores entrevistaron a 22 víctimas de Bélgica, los Países Bajos y Francia. "Abogamos por dar más información a los niños y también comentarios sobre las decisiones tomadas en el contexto de un procedimiento de devolución", dice Hilde Demarré de Child Focus.

Cada año, los conflictos familiares en Europa provocan varios miles de secuestros de niños por parte de un padre. Child Focus investigó qué significa tal situación para el bienestar de los niños en cuestión, mediante un análisis cuantitativo de los cuestionarios completados por ambos padres y un análisis cualitativo de las entrevistas en profundidad con los niños. "Hemos visto cómo el bienestar del niño se relaciona con las circunstancias del secuestro", dice Hilde Demarré, de Child Focus.

"El mayor efecto sobre el bienestar parece ser en el caso de arresto del progenitor sustractor. Eso no es sorprendente, por supuesto, pero el progenitor "abandonado" llama a la policía de inmediato en caso de un secuestro. Le pedimos que lo piense dos veces y que primero verifique si no hay otra solución. "El enfoque de la sustracción internacional de menores también se puede mejorar en el bienestar del niño, dice Child Focus. "Los niños obtienen muy poca información de los padres antes y durante el secuestro, pero tampoco saben lo suficiente sobre los procedimientos que se están llevando a cabo. A veces se los escucha, pero no siempre saben por qué o cuáles son las consecuencias.

"Otro hallazgo sorprendente del estudio es que los niños secuestrados indicaron que no tenían preferencia con cuál padre querían quedarse y que el sentimiento que prevalecía era que echaban de menos al otro progenitor. Mantenerse en contacto con el padre "abandonado", por lo tanto, parece ser un factor importante en el bienestar del niño, a pesar de que ese contacto a menudo se describe como "difícil". Los amigos se ven de nuevo como las personas más importantes para ayudarlos durante este período difícil, incluso después del regreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Wolfsburg: Conferencia Mediación Internacional 13 de Abril 2018

La Embajada de México en Alemania y la Alcaldía de la ciudad de Wolfsburg invitaron a participar como ponente a Isabel Fern...